En plena pandemia convertimos los insumos que nos prohibían usar en una solución para salvar vidas.
La marca que representa el orgullo de la ciudad selvática de Pucallpa debía hacer algo para cuidar la salud de los pucallpinos. 
Debido a la prohibición de eventos masivos durante la pandemia, la gran cantidad de toldos y kioscos de la cerveza San Juan que se usaban en los tradicionales conciertos y eventos públicos de la ciudad, en vez de ser guardados en depósitos sin darle ninguna utilidad, los convertimos en los locales de los nuevos mercados temporales de abasto. 
Estos nuevos mercados se levantaron respetando las medidas de bioseguridad necesarias para evitar los contagios masivos.
Noticias: